26/2/12

Reseñas de cine | Viaje 2: La Isla Misteriosa

8 comentarios:
Género: Acción y Aventura
Actores: Josh Hutcherson, Michael Cain, Dwayne Johnson, Vanessa Hudgens y Luis Guzmán.

Sinopsis: Todo comienza cuando Sean Anderson (Josh Hutcherson) de 17 años, recibe una señal codificada de auxilio desde una misteriosa isla… donde no debiera haber una isla.El nuevo padrastro de Sean, Hank (Dwayne Johnson), se une a la búsqueda que los llevará primero al Pacífico Sur y luego a un lugar que pocas personas han visto, o vivido para contarlo. Es un lugar de increíble belleza, extrañas y peligrosas formas de vida, volcanes, montañas de oro y más de un asombroso secreto. Junto con Gabato (Luis Guzmán), el único piloto dispuesto a realizar el peligroso viaje, y la hermosa hija de Gabato de férreas convicciones, Kailani (Vanessa Hudgens), se lanzan a encontrar la isla, rescatar al único ser humano que la habita.





Crítica Personal y más blah di blah di bláh:

Y pasaron muchos días, en realidad, pasaron dos semanas desde que vi Viaje 2: La isla misteriosa. Debí haber llegado del cine y puesto a mi cerebro y manos a trabajar. Pero había tanta adrenalina en mi cuerpo que no lo hice. Y así pasaron los días. Que por esto, que por el otro y más blah blah blah, no pude (o quise) hacer ésta entrada. Pero he decidido ponerme manos a la obra en ésta fresca noche. Asunto arreglado. Comencemos con mi palabrería, pues…

Siempre me gustó Josh Hutcherson, (tengo varias de sus pelis) pero jamás me había puesto a acosarlo seriamente… Claro, desde que me volví una chica tributo (o fan de Los Juegos Del Hambre) no he parado con el pobre muchacho. Así que me lancé al cine a disfrutar de él en Viaje 2 y terminé amando casi todo sobre la peli, no solo a él. Fue una preciosa decisión. En serio.

Le tengo una idea rara al 3D, así que sólo he entrado dos veces a ver una peli con esos lentecillos incómodos: Harry Potter 7 Parte 2 y Viaje 2. Tengo que hacer comparaciones… lo lamento. Amo HP, pero ésta vez Viaje 2 la superó con creces en ése aspecto. Vale, que en una ocasión me hice para atrás en mi butaca, porque sentí que esa cosa venía directo hacia mi rostro. Y después, me dio un ataque de risa incontrolable porque me pareció gracioso el asustarme por el 3D.  Los escenarios (la mayoría, obviamente, por pantalla verde) eran preciosos, tan coloridos que me sentí en el paraíso (a una que le gustan los colores…).  Las criaturas eran tan bonitas que me dejé  llevar y no pensé en que fuesen creadas por el CGI o quien sabe qué tecnologías avanzadas. Así que amé todo lo visual, señores y señoras.


Y la historia… Uh la lá!  Es muy entretenida. Al principio el ritmo es un poquito lento, porque te están introduciendo… pero una vez que te has subido al helicóptero para ir a la Isla Misteriosa, no hay momento alguno en el que la situación se vuelva aburrida. Simplemente las aventuras van una tras otra, pero están tan bien contadas que no resulta cansado para el espectador. Por supuesto, las encantadoras actuaciones de Michael Cain, The Rock y Luis García armonizan todo a la perfección.

Mi único pero es Vanessa Hudgens, que me dejó deseando más. Podía ser más divertida… y sentí que sólo estuvo de rellenito pa’ poner un poquito de romance en la historia. Ah, y como estaba emocionadísima con la peli, comí muchas palomitas o rosetas de maíz. Y un chocolate (-8 , una adicción que no puedo dejar.

En conclusión: estoy encantada con ésta película, tanto que ya estoy pensando en comprarla cuando salga… (así que romperé mi cochinito alcancía).


Besicos marcianos, de
Ana Arcia.

23/2/12

Reseñas de cine | Winter, el delfín

4 comentarios:

Titulo Original: Dolphin Tale
Actores: Harry Connick Jr., Morgan Freeman, Nathan Gamble, Ashley Judd…
Género: Drama
Sinópsis: Un joven delfín es encontrado atrapado en una red destinada a la captura de cangrejos, en ella pierde su cola, una parte imprescindible de su cuerpo para sobrevivir. El delfín es rescatado y trasladado al Hospital Clearwater Marine, donde es apodado con el nombre de Winter. Su lucha por seguir con vida no ha hecho más que comenzar.
Sin cola, el pronóstico de Winter se plantea horrible. Para su cura contará con la experiencia de un biólogo marino, con el ingenio de un brillante doctor de protésicos, y la inquebrantable devoción de un niño llamado Sawyer Nelson, para crear un auténtico milagro en la vida de Winter. Pero éste milagro no sólo cambiará la vida del delfín sino que llenará de esperanza a todos los que le rodean.


Opinión Personal:

No me pude resistir.
¿Recuerdan a Libreren a Willy? ¿O Free Willy? ¿Recuerdan a esa preciosa orca llamada Keiko? Pues si no saben de su existencia, busquen sobre ella. Yo la amo. Conocerla fue uno de mis primeros sueños. La amaba. Según mi familia, me estrené en el mundo cinéfilo con esa película. Y lloré. Y he llorado. Y si la veo ahora, volveré a llorar.  Amo a las ballenas. Y por lo tanto, a los delfines. Los tiburones me dan miedo. Y ya no me gustan las mantarrayas porque Steve Irwin murió por una de ellas. Y ya me estoy yendo por otro camino…

“Winter, el delfín” fue una película que debía ver. Así nada más: porque está basada en una historia verdadera, porque da una enseñanza y porque me recuerda a Willy (ahí el por qué dije tanta palabrería en el primer párrafo). Así que me alisté con mi paquete de pañuelos y comencé a ver la película, con el conocimiento certero de que al terminar estaría hipando. Y así fue.

Oh. Es una historia completamente inspiradora. Que me hizo llorar, no tanto por tristeza, sino por disfrutar de la valentía de tres de los personajes: Winter, Sawyer y Kyle. Tenemos tres historias, enlazadas en algún punto. 

Winter es un delfin precioso que un día tiene un problema con una trampa para cangrejos y debido a ello, le amputan su cola. Sawyer es un muchacho que en cierta forma está un poco perdido, por decirlo de algún modo y encuentra en Winter a un amigo, a una criatura que lo iguala y a quién puede entregarle su devoción. En contraste, Kyle es el primo de Sawyer, un muchacho adulto que tiene sueños y que, debido a un accidente, tiene una historia como la de Winter. Los personajes crecen a lo largo de la historia y uno puede ser capaz de apropiarse esos sentimientos, de vivir esas historias.

Pero también hay diversión, la historia es entretenida y completamente realista. Así que si no la vieron en cines, yo recomiendo que se alisten para el dvd. Y perdonen, por traer esta atrasadísima crítica.

Ahora mi sueño es conocer a Winter, que vive en Florida, E. U. A. No pude conocer a Keiko, espero poder conocer a Winter. Me ha inspirado.
Saludines marcianos, de
Ana Arcia.




19/2/12

Mini-Reseña: Hay luz en el desván

5 comentarios:



HAY LUZ EN EL DESVÁN
Titulo Original: A light in the attic
Autor: Shel Silverstein
Editorial: Ediciones B/GRUPO Z
Páginas:175
Año: 2001
ISBN: 84-666-0567-3


Hay luz en el desván
desde fuera la veo
y a ti dentro te creo... observando.
... Y riendo.

Si entras seguro que reirás y pensarás. Hay autores que adormecen y otros que encienden la mecha de la sensibilidad y la inteligencia. Uno de éstos es Shel Silverstein. Cuenta la vida en cortos y agudos poemas.

Su discurso no es pretencioso pero sí sabio.
Si lo necesita para celebrar las alegrías o para hacer ver las contradicciones en que andamos, distorsiona las palabras con la misma facilidad que los personajes de sus dibujos de línea firme y escuerta.

El sorprendente Silverstein, en esta tercera entrega después de Batacanazo y Donde el camino se corta, te invita a trabajar.

¿Batrajar? ¿Batrajar? ¿Qué es eso de batrajar?
Pues no sé, pero seguro que es mejor que trabajar.

Opinión Personal:

Leí este libro desde hace mucho tiempo y no sé por qué carajos me estanqué y no hice la reseña. Pero amo, oficialmente, a Shel Silverstein. ¡Qué preciosidad de relatos! Y es que no son relatos complicados, son relatos de apenas dos (como mínimo) o treinta líneas (máximo), que cuentan tanto con tan poco. En verdad, no hay mucho que decir. Simplemente deberían darle la oportunidad. 


Pero hablaré, de todos modos.

Sheil nos entrega unas ilustraciones preciosas. Son tan sencillitas y a la vez detalladas, complementan los relatos maravillosamente y me hacen querer escribir cositas así y comenzar a ilustrar. asdfghjklñ Disfruté como una niña con éste libro. Pero lo más extraño de todo, es que maneja temas diversos, sencillos y complejos, desde una visión burlona, sarcástica e infantil. Sí, vamos, lo hace con la delicadeza necesaria para que un niño lo entienda como algo bonito, traído de la mano de Disney. Desgraciadamente, yo también tengo un poco de mente adulta y pude notar que Sheil hacía referencia a temas como el suicidio, la soledad, la incomprensión y demás, que pueden resultar un poquito, no sé, pesaditos… Pero repito, lo maneja tan bien que todos los temas son tan suavecitos como papilla para un bebé sin dientes.

Además, me llevo buenas experiencias con “Hay una luz en el desván”, porque una niña que conozco y que odia leer, se animó a echarle un vistazo al libro. Sospecho que padece de dislexia y que por esa misma razón, odia la lectura. Así que me emocioné mucho cuando, por iniciativa propia, me pidió prestado el libro.

Estoy dispuesta a mover cielo, mar, tierra y océanos con tal de encontrar las otras obras de Shel Silverstein. ¡Es que me pone a flipar! Lo adoro. Denle la oportunidad, se los ruego.
Y mejor échenle un vistazo a la web de éste precioso escritor e ilustrador.



Con amor siempre,
Ana J. Arcia.

3/2/12

Reseña: Anna and the French Kiss - Stephanie Perkins

3 comentarios:
Titulo Original: Anna and the French Kiss
Autor: Stephanie Perkins
Traducción: No
Páginas: 372
Dutton

Sinopsis Personal:
Anna Oliphant es enviada a París a estudiar en la EAP (Escuela de América en París). Dejar atrás una casa, familia, amigos y un casi novio es difícil para Anna, quien comienza a llorar tras la partida de sus padres. Encerrada en su habitación de la Residencia Lambert, Anna comienza a llorar desesperadamente. Por fortuna, Meredith acude a ella y la ayuda a sentirse un poco mejor. Es en ese momento, cuando Anna comienza a conocer a un nuevo grupo de personas que pronto se convertirán en verdaderos amigos.

Y también, está  Étienne St. Clair, un chico verdaderamente internacional que trae a Anna (y a un montón de chicas más) arrastrando por el suelo. Desgraciadamente, St. Clair es su mejor amigo y además, tiene novia. ¡Qué pequeño problema! Aún así, Anna Oliphant se mantiene fiel a su promesa de no demostrar sus sentimientos hacia Étienne… ¿pero podrá ocultar su amor para siempre? ¿O tendrá varias oportunidades para que haya algo más que amistad entre ellos?

“Mademoiselle Oliphant. Se traduce a ‘Punto cero de las calles de Francia.’ En otras palabras, es el punto desde el cual todas las distancias se miden en Francia”. St. Clair se aclara la garganta. “Es el inicio de todo”.
Miro hacia atrás. Está sonriendo.
“Bienvenida a París, Anna. Estoy contento de que hayas venido”.

Opinión Personal:
Conocí éste libro gracias a una reseña que leí en Reverie Books. La nota alta que le habían otorgado me decía que era bueno. Aún así,  tuve ciertas ideas negativas porque suponía que era un libro muy girly. El nombre me lo decía. “Anna and the French Kiss”. Uhm. Interesante. Seguro trata de una chica tontita que viaja a París, refunfuña y se enamora de un francés muy guapo y se le viene el drama encima. Decidí darle una oportunidad.

Mi Étienne mental
Comencemos con Anna, llorando en su habitación porque ella no quería ir a París. What hell is wrong with you, darling? Quise entrar a la historia y darle un par de cachetadas. Pero entonces entendí a mi tocaya (compartimos el mismo nombre. Vale, casi) y supe que yo también tendría miedo. Abandonada, sola, temerosa, sin conocer el idioma natal. Uh, uh. Afortunadamente, Anna cuenta con un grupo de amigos que la ayudan a conocer la escuela y la ciudad. Por supuesto, entre ése grupo se encuentra St. Clair: un chico que nació en Londres, pero que tiene ascendencia estadounidense y francesa. ¡Qué combinación! Acento inglés, comportamiento un poco francés… y algo bueno se sacará de lo estadounidense.

Los personajes son muy agradables y los odiosos son tan odiosos que también me resultan agradables. St. Claire es un personaje bastante peculiar, una mescolanza para cumplir el sueño de muchas chicas. Por supuesto, Anna se enamora de Étienne pero la cosa no es tan sencilla. Ya lo he dicho, el chico chulito tiene novia y eso complica todo. Súmenle las llamativas historias de los demás personajes y la trama se vuelve emocionante.

Y ya pa’no contarles toda la historia, debo decir que sí es un poco de lo que esperaba. Solo que Anna no es ninguna tontita que me caiga mal, no es un chiquilla hueca como otras (cof cof Petula , Charlotte y las Wendys de Ghostgirl) y es bastante madura. Leer “Anna and the French Kiss” es como ver una película romance/comedia. Sí, algo así.  

En conclusión: una historia de romance bastante buena, agradable y divertida… ¡Se desarrolla en París! Si eres una chica, probablemente te enamores de St. Clair y hasta puedes sentir mariposillas en el estómago. Si eres un chico… bueno, no sé. Me gustó. Recomendable. 


Así que no fue un sueño.
Mierda santa.